07/05/2018

Noticia facilitada por: Oceanicos

UN GOLPE LETAL AL CORAL ROJO

La zona de riesgo para la fauna coralinaEl Ministerio desoye a los científicos y da 12 licencias de extracción en la Costa Brava.

Mientras la Generalitat de Catalunya prohíbe extraer coral en una parte de la Costa Brava, la Administración central permite su explotación en otra zona cercana. Es lo que está pasando. Y el resultado es que el coral rojo que aún queda en la Costa Brava está más cerca de su completa extinción. Lo dicen diversas organizaciones conservacionistas, que ven “incomprensible” una decisión de la Secretaria General de Pesca del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Los responsables ministeriales, saltándose los dictámenes científicos, han concedido 12 licencias para extraer coral en el tramo entre Arenys de Mar y Begur, en aguas exteriores bajo jurisdicción de la Administración central. Esto choca con la decisión de la Generalitat, que estableció en noviembre el 2017 una prohibición para extraer coral durante 10 años en aguas interiores (desde el cabo de Begur hasta la frontera con Francia), para preservar estos hábitats en regresión. El diputado de En Comú Podem Jaume Moya, ha presentado preguntas al Gobierno mientras que ERC ha pedido la comparecencia de la ministra Isabel García Tejerina para que dé explicaciones.

Las licencias otorgadas por el Ministerio han sido un jarro de agua fría para el director general de Pesca en funciones, Sergi Tudela, ya que esperaba que la moratoria a la extracción de coral fijada en aguas interiores se aplicaría a todas las aguas exteriores de competencia estatal. Pero no ha sido así.

La medida choca con la prohibición hasta el 2027 decretada por la Generalitat para las aguas interiores

Todo esto podría ocasionar , según los expertos, el expolio de los últimos reductos de coral en esta parte de la Costa Brava: Tossa de Mar, Lloret, Sant Feliu de Guíxols, islas Formigues. “Nos parece una decisión desafortunada. Ésta es una zona muy valiosa. Sería lamentable que se pudiera extraer el coral que queda”, dice Tudela.

Científicos del CSIC elaboraron el año pasado un informe en que confirmaron la degradación de las colonias de coral rojo en Catalunya: el 90% de estos ecosistemas presentaba un estado de conservación deficiente. Su conclusión fue clara. La única solución para preservar el coral rojo era parar las extracciones.

Entidades conservacionistas envían una carta de protesta a la ministra García Tejerina

Con este fin, la Generalitat estableció una moratoria (veda) hasta el año 2027 y suspendió las licencias que se venían dando en aguas interiores (bajo su jurisdicción): áreas delimitadas por la línea que va de cabo a cabo en la costa. El veto abarcaba desde el Cap de Begur hasta el Cap de Creus –franja Empordà/Bahía de Roses–, y también desde el Cap de Creus hasta la frontera francesa.

La Generalitat comunicó sus planes al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Asimismo, invocó un real decreto del 2013 en el que se establece que las vedas a la pesca que declare una comunidad autónoma (en sus aguas interiores) serán extendidas por el Estado a las aguas exteriores colindantes. Así, logró que una orden ministerial completara la veda en las aguas exteriores desde el cabo de Bagur hasta la frontera con Francia.

Sin embargo, inesperadamente, la secretaría general de Pesca no incluyó en la veda las aguas exteriores colindantes situadas perpendicularmente, una extraña situación que ha permitido conceder 12 licencias para extraer coral rojo entre Arenys de Mar y Begur, zona de aguas exteriores de competencial estatal.

La Generalitat ya alertó de los perjuicios que podría ocasionar la concesión de estas licencias. Y puso en aviso de los problemas de control y conflictos que se podrían producirse entre los vigilantes y las personas que sacan coral. “Cualquiera que salga del agua con una rama de coral puede alegar que lo ha extraído de una zona autorizada”, dicen en la dirección general de Pesca.

Mientras tanto, un grupo de entidades sociales, capitaneadas por Ecologistas en Acción, enviará una carta a la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para pedir que se revoquen estos permisos. “Es una actividad extractiva inadmisible. El último informe científico disponible sobre el estado del coral rojo en Catalunya considera que el 90% de las poblaciones, tanto en aguas interiores como exteriores, están en un estado de conservación crítico”, exponen.

El referido informe científico recalcaba que las poblaciones de coral rojo de la costa catalana no podrían soportar la presión de pesca actual, sin que se ponga en peligro su supervivencia. “Lamentamos el Ministerio haga caso omiso a las recomendaciones de los científicos y que incluso permita que se incremente la explotación pesquera”, dice Lydia Chaparro, de Ecologistas en Acción. Los coraleros podrán explotar su tesoro entre el 2018 y el 2020 años sin limitaciones.

Estas organizaciones ecologistas censuran además que se haya iniciado la extracción de coral en las islas Formigues (frente a la costa de Palamós), un lugar que las entidades locales desean convertir en área marina protegida. “Extraer coral rojo de esta área de elevado valor ecológico y patrimonial es otro de los hechos que consideramos completamente inadmisibles”, indica Lydia Chaparro.

La Secretaría General de Pesca concede 12 permisos que afectan a la zona entre Begur y Arenys de Mar

Los expertos juzgan que la decisión de la Secretaría General de Pesca contravienen los criterios de la comisión general de Pesca del Mediterráneo de la FAO. Este organismo acordó el pasado mes de octubre que cuando más de un 25% del coral que se extrae tenga medidas ilegales (menos de 7 mm de diámetro), el Estado está obligado a efectuar un cierre preventivo de estas zonas sobreexplotadas. Esta recomendación será adaptado al derecho comunitario con un reglamento.

Al ser interpelado sobre por qué se han autorizado las licencias, la secretaria general de Pesca nos remite una nota en la que recuerda que las autorizaciones para la pesca de coral rojo en aguas exteriores del litoral catalán es “competencia exclusiva del Estado”. La nota repasa el procedimiento administrativo seguido –para avalar la corrección de los pasos dados por el Ministerio y por la Generalitat–. Y, sobre la reclamación de la Generalitat, abre la puerta a reconsiderar su decisión.

“La Secretaría General de Pesca está analizando con organismos científicos y la comisión general de Pesca del Mediterráneo de la FAO el estado de este recurso, de manera que pueda actualizarse, en cualquier momento, el alcance de la orden, si los dictámenes científicos así lo recomendaran”, señala. “Están ignorando las alertas de los científicos”, replica Chaparro.

Preguntas de Jaume Moya (En Comú Podem) y opinión de ERC

El diputado Jaume Moya pregunta al Gobierno si ha tenido en cuenta en su decisión los informes de los organismo científicos que acreditan el elevado valor ecológico y patrimonial de las colonias de coral de la zona afectada.

Estas son algunas otras preguntas: ¿Por qué motivo el Gobierno determina la extensión de la veda de manera perpendicular hacia aguas exteriores?

¿Ha tenido en cuenta los antecedentes de 5 de los 12 coraleros a los que se les ha otorgado la licencia, teniendo en cuenta que algunos tienen antecedentes relacionados con el furtivismo?, ¿tiene previsto el Gobierno hacer un seguimiento de las capturas, teniendo en cuenta que, de acuerdo con los criterios de la comisión general de Pesca del Mediterráneo de la FAO, cuando más de un 25% del coral que se extrae tenga medidas ilegales (menos de 7mm de diñametro), estará obligado a efectuar un cierre preventivo de las zonas sobreexplotadas?

Y una última. ¿Qué medidas va a adoptar el Gobierno para proteger las poblaciones de coral rojo de la zona afectada por las licencias, especialmente en las islas Formigues (frente a la costa de Palamós)?

La senadora de ERC Elisenda Pérez, la decisión supone “una grave amenaza para la supervivencia de esta especie, que ya se encuentra en una situación crítica”. “No se puede permitir que el Gobierno del 155 maltrate el litoral y se pierdan las últimas colonias de coral”, según declaró a la agencia ACN.

 

Post