25/01/2018

Noticia facilitada por: Oceanicos

JAPON REDUCE EL CONSUMO DE CARNE DE BALLENA PERO LOS BALLENEROS QUIEREN SEGUIR ASESINANDO

 

No han encontrado compradores en las sucesivas subastas realizadas, reconoció la entidad       encargada de su comercialización.

El Instituto de Investigación de los Cetáceos, una entidad semipública que organiza la caza de la ballena, reconoció que cerca del 75% de las cerca de 1.200 toneladas de carne de ballena está sin vender.

 

El organismo ha organizado regularmente subastas entre noviembre y marzo para deshacerse de la mercancía congelada procedente de las piezas capturadas en las aguas del noroeste del Pacífico, con el fin de incentivar el consumo de ballena y aumentar los ingresos.

Pero estas ventas han sido un fracaso, ya que los mayoristas y comerciantes evitan la carne de estos cetáceos por temor a las eventuales represalias de los defensores de estas especies que consideran amenazadas.

"Tenemos que pensar en nuevas formas de comercializar esta carne de ballena", dijo un responsable del instituto. En un informe reciente, los opositores a la caza de cetáceos arguyen que el resultado de las subastas demuestra que los consumidores japoneses no quieren carne de ballena.

Oficialmente, las actividades japonesas de caza de ballena están destinadas a la "investigación científica", una práctica tolerada por la Comisión Ballenera Internacional que prohíbe los fines comerciales de estos cetáceos desde 1986.

 

 

Post